Cóseme

Cóseme la más profunda de mis heridas, porque eres el único al que dejo entrar hacia donde te pido ir.
Cierra bien ese profundo dolor que ahora escuece, porque no quiero saber nada más, aunque siga notando que está ahí.
Cálmame con tu voz, dime que haremos cosas grandes, dime que lo conseguiremos.
Por favor no permitas que lo que acabas de cerrar se vuelva a abrir.
No te alejes...por favor,
Si no mis fantasmas reaparecerán de nuevo.
No puedo vencerlos sola.

¿Piedras o muros?




Una piedrecita en el camino a veces parece una gran muralla que no te deja pasar hacia el otro lado, que no te deja seguir tu camino. Pero no es más que una piedra, ¿por qué cuesta tanto pasar por encima o rodearla? ¿Tanta importancia debemos darle a algo tan pequeño?
Dicen que el hombre siempre se tropieza con la misma piedra dos veces, pero no es así, nunca se tropieza una segunda vez, simplemente no avanza.
Esa piedra tan insignificante...¿de verdad es para tanto?


*****
Este es un pequeño texto que escribí en un taller de literatura el viernes, y he de decir que me hizo ilusión ir, porque hace tanto que no me dedico a escribir, que se me olvidaba ya como se sentía rasgar el papel con el bolígrafo y hacerlo sonar tan bien.




Fuente de la fotografía: Atrae abundancia y prosperidad

Dulce y tranquilo


Un toque dulce y tranquilo
quiero darle a tu melodía,
tú que danzas y danzas,
de forma desenfrenada.

Para que te tomes más a gusto la vida,
para que sepas saborear cada nota,
 y no sólo te fijes en lo que duelen los pies.

Baila, cariño,
ríe,
canta,
llora,
habla,
y sobretodo
sé feliz.

Sólo quiero ver esa dulce sonrisa,
manchada de ese chocolate que tanto adoras.
Aunque yo te adore más a ti.

Bailemos juntos, cariño.
Porque no estás sola,
porque estoy contigo.


Fotografía: Pixabay

Y la tiran.


Anochece,
y el mundo no para de darme vueltas,
por todo lo que debí de haber hecho,
pero sin embargo, dejé atrás.

Lo peor de todo es que sigo aquí,
y lo único que sé hacer es arrepentirme,
pero , ¿y lo que cuesta cambiar?

Siento que me olvidan en un cajóń,
del cual cierran con llave, y la tiran.
¿Alguien puede oirme?
Estoy atrapada y nadie me escucha,
sólo quiero hacerme una bolita,
muy pequeñita,
y ponerme a llorar.

Todo el mundo acude a mi,
sobre todo si está necesitado, 
¿pero alguien piesa en mi,
incluso cuando pido ayuda a gritos?


Miradas y besos silenciosos


Y encontrar el erotismo en cada curva de tu piel,
seguir ese camino directo a tu boca.
Eres como aquella flor que hace años te regalé:
pasional, delicada, hermosa.

Me encanta verte dormida sobre mi pecho,
y poder acariciarte dulcemete.

{Aunque nada te gane a dulzura.
Tal vez por todas esas galletitas de chocolate
que me pides cuando te despiertas.
Y cuando quieres.}

Nunca creí que encontraría a alguien como tú,
creo que ya gasté la suerte de dos vidas,
pero no necesito nada más, ni a nadie más,
para ser feliz el resto de mis días.


************
Todo esto siento que me dice cuando me mira a los ojos.
************

No me hace falta abrir los ojos, 
para poder encontrarte,
y poder estar piel con piel.
Eres como aquel peluche que hace tiempo te regalé:
delicado, suave, cariñoso.

Adoro cuando te quedas dormido en uno de mis abrazos,
y puedo respirar tu aroma y sentir tu corazón latir.

{Tu voz, junto a tu corazón, son mis canciones favoritas,
y me encanta estar envuelta en esas preciosas melodías
que me calman mientras me envuelves en un abrazo}

Déjame estar a tu lado el resto de nuestra vida,
necesito esa sonrisa para poder levatarme de la cama,
quiero envejecer a tu lado, y crear mil historias.
Nuestras historias.

*************

Todo esto espero que sienta cuando nos besamos.



Fotografía: No estoy segura si Tumblr o Pinterest. 

Ven conmigo



Ven conmigo.

Mi alma estaría vacía
si te alejas de mi lado.

Dame la mano
y acompáñame.







Fuente: Pinterest

Ábrete



Ábrete.

Ábrete al mundo, 
a la vida,
pero sobretodo, 
ábrete a ti mismo.

Porque si tu no eres sincero 
con tus sentimientos
¿quién lo va a ser contigo?





Fotografía: Fátima Benítez