Pobre inocente



Prefiero tumbarte sobre el tablero,
y empezar el juego por tu cuello.
Es tu turno de mover ficha,
a ver con qué me puedes sorprender.
No estás seguro de cuál es el juego,
pero en mente no tienes el perder.

Pobre inocente.



Fotografía: María Vázquez