Vértigo





Vértigo.
El límite.
Saltar al asomarte en un precipicio.
Acelerar con el coche por una carretera solitaria.
Balancearte en un columpio y ver el cielo, sin acordarse de lo cerca que está el suelo.
Que se caiga lo que más aprecias. Y saber que se romperá.
Ver roto lo que más duele. Ver roto tu corazón...