Es tan bonita la Luna...


Es tan bonita la Luna...
Que sólo quiero estar cerca,
subir al árbol más alto,
llegar a la rama más elevada,
y saltar, 
saltar a sus blancos brazos,
y dejarme guiar por ella,
la musa entre musas.


Es tan bonita la Luna...
Que podría colgarme de ella,
y leer miles de aventuras,
con las estrellas rodeándome, 
para luego dormirme entre ellas.

Es tan bonita la Luna...
Que es normal que cada noche,
le escriban mil baladas,
le pidan mil deseos,
y la arropen hasta la madrugada.