¡Lánzalo!


Escribe tus sueños en un pequeño papel,
conviértelo en un avión ¡y lánzalo!
El primero que llegue a la mesa
será el primero que hagamos juntos.

Déjame volar contigo,
y superemos todas las ventiscas
que nos complican el vuelo.

Déjame ir a tu lado,
porque así es como más libre me siento.

Déjame estar presente 
en tu vuelo,
en tus sueños,
en tu vida.

Porque quiero envejecer contigo.




Fuente de la fotografía: Bohemio