A un segundo

Estoy a un segundo de comenzar una guerra de almohadas, 
por tu sonrisa,
tu dulce y arrebatadora sonrisa,
porque es la que me hace ser feliz.

Estoy a un segundo de pestañear,
y no me importa perderte de vista un momento,
porque de tu mirada no puedo salir,
hace un segundo que me sumergí completamente  en ella.

Estoy a un segundo de abrazarte,
por la espalda,
por sorpresa,
por ver tu contraataque de cosquillas.

Estoy a un segundo de ti...
y ojalá estuviera a cero.
{Te estoy piendo a gritos que me beses}